Ya sé que iba a hablar de fraudes, pero lo dejaré para la siguiente ocasión, porque hoy he leído una noticia que me resulta absolutamente asombrosa.

El titular es: "Le embargan la casa para pagar los daños del accidente en el que murió su hijo"

El primer párrafo, que es lo que la gente lee, si es que lee algo después del titular dice:

"El Consorcio de Compensación de Seguros, ente dependiente del Ministerio de Economía, reclama a una mujer más de 13.000 euros para pagar los daños del accidente de ciclomotor en el que murió su hijo, por lo que le han notificado el embargo de su vivienda."

Evidentemente esto clama al cielo. ¿Cómo puede un ente gubernamental que se supone que tiene que protegernos embargar la casa a una madre para pagar los daños del accidente en el que murió su hijo?

Pues la respuesta está en el resto del artículo.

Según cuentan el chico iba en un ciclomotor propiedad de la madre por una autovía, que está prohibido, y sin seguro, que también está prohibido, provocando un accidente que implicó a varios coches. Se supone que el accidente lo provocó el ciclomotor, lo que no dice el artículo pero se desprende del hecho de que hubo un juicio y condenaron a la madre y es que hubo un juicio de faltas al que no se presentó, por lo que la condenaron en rebeldía.

Las aseguradoras le reclamaron a la madre y al no haber seguro se hizo cargo el Consorcio, quien reclama ahora a la propietaria del vehículo los daños y ha solicitado la ejecución de la sentencia, lo que implica el embargo de su vivienda.

Según dice el artículo un familiar de la mujer dice que no se enteró de nada.

Por una parte es totalmente comprensible que una madre que ha perdido a su hijo no esté en condiciones de enterarse de algo así durante un tiempo y creo que la administración debería haber hecho algo más que seguir las normas a rajatabla, ya que en un caso así creo que es mucho más beneficioso para todos intentar un contacto algo más personal para arreglar el asunto que dirigirse directamente a los juzgados.

Por otra parte el accidente ocurrió en el año 2001, el Consorcio se hizo cargo de las indemnizaciones en el año 2004 y el juicio al que no asistió la madre tuvo lugar en abril de 2006. Si el juicio se celebró es que el juzgado tenía constancia de haber citado a la madre y no presentarse a un juicio es directamente un suicidio (judicialmente hablando).

Desde luego que la administración tiene todo el derecho a solicitar el embargo de la vivienda, de acuerdo con la ley, y por lo que parece la madre no ha hecho nada para solventar la situación ya que si al menos se hubiera presentado al juicio podría haber intentado llegar a un acuerdo con el Consorcio para pagar y ahorrarse al menos los intereses y el embargo. Lo que no sabemos es si el Consorcio ha intentado solucionarlo de otra manera y la madre no ha querido o si la madre lo ha intentado solucionar y el Consorcio se ha negado.

En cualquier caso la solución más sencilla habría sido tener un seguro. El seguro obligatorio está para eso y por eso es obligatorio, para que si uno causa un accidente no acabe perdiendo su casa para pagar las indemnizaciones, y no se puede decir que es que nadie asegura un ciclomotor, que si no lo aseguran las Compañías el Consorcio sí que lo asegura ¿y cuánto cuesta asegurarlo? seguro que menos de los 13.000 € que le reclaman y mucho menos que perder la casa.

En resumen: un chico conduciendo por una vía prohibida un vehículo sin seguro causa un accidente, reclaman a la propietaria del vehículo y al no tener seguro se hace cargo el Consorcio quien reclama a la propietaria del vehículo y ésta no se presenta al juicio en el que la condenan, y tampoco recurre ni intenta llegar a un acuerdo con el Consorcio. Blanco y en botella.

Por otra parte la administración en vez de intentar llegar a un acuerdo decide embargar la vivienda a la mujer, con lo que es bastante probable que tenga que acabar acudiendo a los servicios sociales y al final la administración pague los platos rotos por otra vía.

¿No habría sido mejor llegar a un acuerdo?

Por último un tirón de orejas al periódico. Lástima de oportunidad perdida para crear un poco de conciencia y enseñar a la gente que es necesario contratar los seguros para cubrirse las espaldas en vez de tirar a por el titular fácil y poner en la picota todo lo que tenga que ver con el mundo de los seguros.