23 de Abril, 2012, 20:40: SeguroquesiGeneral

Yo tenía un amigo que trabajaba en joyería. Se dedicaba a comprar piedras preciosas a los suministradores y venderlas a las joyerías, vamos, que era un intermediario.

Un día, un colega suyo decidió quitarse de en medio al importador (otro intermediario) e irse directamente a la fuente para ahorrar costes. Mi amigo le dijo que no era buena idea, pero aquél se empeñó en que iba a ganar bastante más dinero.

Por lo visto (yo de este tema no sé nada) si no eres muy bueno te pueden dar gato por liebre, así que aquel hombre se volvió con X € en piedras preciosas que cuando intentó vender aquí se conviertieron en X/10 €.

El problema está en que si no sabes muy bien lo que estás haciendo te puedes encontrar con que lo que has comprado no es lo que creías comprar.

En los seguros pasa algo parecido.

Hoy en día está de moda quitarse de en medio al intermediario y si en algunos sectores es algo bueno en otros es un desastre. Y los seguros es uno de los sectores en los que no conviene quitarse al intermediario de en medio.

Ya sólo se mira el precio, si me regalan otro, mejor, y si me regalan otros dos, pues soy un fenómeno.

El problema está en que las compañías de seguros son empresas que quieren ganar dinero, o sea que lo que nos están vendiendo a bajo precio probablemente no sea lo que queremos comprar (no nos van a dar duros a cuatro pesetas).

Si no quieres que al abrir la póliza te haga "miau, miau" (en vez de correr todos los empleados de la compañía como liebres para ayudarte) o "pío, pío que yo no he sido", mejor consulta con un profesional, que te va a costar un poquito más es cierto, pero que al primer siniestro que tengas lo vas a agradecer, también.

Así nos ahorramos problemas los peritos y las compañías, pero sobre todo los asegurados.

17 de Abril, 2012, 14:13: SeguroquesiGeneral

Hace unos días he visto un siniestro por viento.

Me dicen que el día 4/04/12 (por ejemplo) salen al jardín y ven que el viento ha roto un elemento que allí había y que no habían salido desde septiembre de 2011.

Por diversas circunstancias que rodean al siniestro se puede determinar que el siniestro sucedió entre enero y febrero de 2012 y resulta que al hacer una consulta rutinaria a la Compañía se descubre que el asegurado ya abrió parte del mismo siniestro a principios de febrero de 2012.

En esa ocasión sí indicó una fecha concreta del siniestro (principios de febrero) y se le rechazó porque no se había superado el límite de viento que indica la póliza.

Evidentemente no da muy buena impresión que dos meses después abran de nuevo el parte diciendo que no saben la fecha y que ha sido entre septiembre y abril. Y no sólo no da buena impresión sino que además es un FRAUDE y puede provocar (como mínimo) que en los siguientes siniestros la Compañía no tenga una actitud "suave" con el asegurado y le aplique a rajatabla las condiciones de la póliza.

Entiendo que fastidia bastante cuando te dicen que algo no tiene cobertura y te quedas pensando que con todo lo que cobran nunca pagan nada y que van a ver si lo pagan o no,..., pero es que hay que darse cuenta de que el seguro es un contrato y cubre determinadas cosas, no es un contrato de mantenimiento que repare todo lo malo que nos pase y si nos dedicamos a intentar que la Compañía pague cosas que no tiene que pagar acabará subiéndonos la prima a todos.

Por favor, las cosas bien hechas bien acaban y los fraudes se suelen pillar y aunque luego la Compañía ni nos demande ni nos ponga la cara colorada, sí suele tener consecuencias.

Pensad antes de hacerlo

13 de Abril, 2012, 13:35: SeguroquesiGeneral

Os dejo la segunda parte del Diccionario de Seguros:


Incendio: Combustión y abrasamiento CON LLAMA de objetos no destinados a ser quemados en ese lugar y momento


Si el objeto destruido está fuera del lugar descrito en póliza no tendrá cobertura a menos que lo hayas comunicado


Además del incendio se cubren los gastos para cortarlo (bomberos) y las medidas para salvar el resto de objetos


El seguro contra robo cubre los daños derivados de la sustracción ilegítima de las cosas aseguradas


Robo: apoderamiento de cosas ajenas empleando fuerza en las cosas o violencia o intimidación en las personas


Hurto: Tomar cosas ajenas sin la voluntad de su dueño, con ánimo de lucro


Robo con fuerza (I): Hay escalamiento, rompimiento de pared, techo o suelo, o fractura de puertas o ventanas


Robo con fuerza (II): Fractura de armario, objeto cerrado o sus cerraduras, usar llave falsa o inutilizar la alarma


Llave falsa (tarjetas y mandos): Ganzúa, llave perdida (robada,…) u otra que no esté destinada a abrir la cerradura


El robo no se cubre si existe negligencia grave del asegurado o el objeto está en otro lugar y no se ha comunicado


Si lo robado se recupera en plazo debes quedártelo. Si ha pasado el plazo te quedas la indemnización O el objeto


Seguro de Responsabilidad Civil: cubre daños y perjuicios por hechos de los que seas civilmente responsable


Si no eres responsable, por mucho que quieras tu seguro no pagará (p.ej. si roban al vecino desde tu balcón)


Si hay conducta dolosa (mala leche evidente) del asegurado, la Compañía podrá reclamarle los daños después de pagar


Espero que sirva para entender un poco mejor este mundillo.